Alimentos que Activan tu Sistema Inmunológico

En muchas partes del mundo estamos entrando en la época de los climas fríos, que también es la época de “cargo un gripón horrible encima”. Además de hacer ejercicio y aumentar el consumo de agua y vitamina C, hay alimentos que puedes comer para que tu sistema inmunológico se active y no deje pasar esa gripe fastidiosa que te termina tumbando en la cama el fin de semana.

El yogurt, por ejemplo, es un probiótico natural. ¿Esto qué quiere decir? Que reemplaza las bacterias de tu sistema por “buenas bacterias”. Según un estudio reciente, aquellos que tienen probióticos en su sistema, son propensos a pasar menos días enfermos y a enfermarse con menos frecuencia.

Otro alimento divino, perfecto para el frío (y también para la dieta) es la avena. Ésta tiene capacidades antioxidantes súper fuertes que no solo te llenan de energía, sino que si te estás sintiendo mal desde ya, ayudan a curarte más rápido y hacen que los antibióticos funcionen con mayor eficacia.

Para el almuerzo, la infaltable sopita de pollo ayuda a reducir la inflamación y si tienes la nariz congestionada, te ayudará a “aflojarla”, cosa que no suena nada agradable (y lo sabemos), pero que te ayuda a deshacerte de esas toxinas más rápido. De hecho, en el caldo de pollo hay una sustancia similar a un químico presente en el antibiótico que se receta contra la bronquitis.

Si quieres algo más de peso, puedes acompañar tus proteínas con champiñones, que promueven la producción de glóbulos blancos, que son los que defienden tu cuerpo de las infecciones. También, si utilizas ajo para adobar la comida, estarás consumiendo un ingrediente que se llama alicina, que ayuda a la eliminación de bacterias e infección. Está comprobado que comértelo crudo disminuye las posibilidades de que te resfríes (y también disminuye las posibilidades de que encuentres novio).

Las zanahorias y batatas son ricas en betacaroteno, que aumenta el conteo de células anti-infecciosas, además de ser un poderoso antioxidante que baja el riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas. Así que para el almuerzo o la merienda, no te olvides de picar unos palitos de zanahoria o chips de batata.

Ahora, la merienda. Si amas las frutas, te recomendamos las fresas. Son como mini bombas de vitamina C. Es un remedio for Dummies para curar gripes y hasta virus antes de que comiences a presentar síntomas. También te comentamos que si estás estresada, un batido de fresa y piña o de fresa y naranja, hará que llegues súper positiva y llena de energía a la oficina.

Si, por el contrario, mueres por un chocolate, escoge el más oscuro. Es una de las mejores fuentes de zinc y ayuda a bajar el riesgo de contraer infecciones. Eso sí, trata de que no tenga azúcar y no lo consumas todos los días (tampoco la idea es que te lo agarres de excusa.

Finalmente, cierra tu tarde con una buena taza de té. Es el mejor remedio para el dolor de garganta y si es de jengibre, aún mejor. Es bueno que independientemente si te sientes mal o no, incorpores el té a tu dieta ya que, por ejemplo, el té negro contiene una proteína capaz de refrescar tu sistema inmunológico.

— Publicado el 8 noviembre, 2013 a las 1:48 pm

Pin It on Pinterest

Share This