Conóce los 6 hábitos que dañan tu piel

Autor

Etiqueta , , ,

Nuestro rostro dice mucho de quiénes somos. Por ello, es muy importante mantenerlo saludable: proteger nuestra visión, tener una buena higiene bucal y cuidar nuestra piel. Esta última tarea es quizá la más demandante, pero lo cierto es que vale el esfuerzo: tener una piel descuidada puede agregarnos varios años más. Estos son los peores hábitos para la piel del rostro.

1. Olvidar el protector solar: de acuerdo al dermatólogo Neil Sadick, el sol es la principal causa de envejecimiento de la piel. Los rayos solares – y todos los daños que traen consigo – son capaces de actuar incluso en los días nublados o lluviosos. Por eso, es fundamental colocarse protector solar independientemente del tiempo. Además, los rayos UV pueden penetrar a través de los vidrios, por lo que estar en interiores no es ninguna garantía. Por estos motivos, pase lo que pase usa protector de factor 30 como mínimo.

2. No tratar bien el acné: los profundos cambios hormonales que experimentan las mujeres con más de 40 años provocan brotes de acné. Ante ellos, muchas veces tomas la decisión incorrecta y comienzas a utilizar cremas para combatirlos. Lo cierto es que lo único que saben hacer estos productos es secar tu piel y dejarla irritada. Si tienes este problema, lo mejor será que a diario remuevas las suciedades de tu rostro con un limpiador facial y que luego la hidrates con una crema humectante. Estos hábitos te librarán del acné.

3. Dormir con maquillaje: cuando llega la noche, después de un largo día de trabajo, lo último de lo que tienes ganas es de quitarte el maquillaje. Pero, respira profundo, junta fuerzas y desmaquíllate. Esto impedirá que te invadan los granos, se te obstruyan los poros y se te congestione la piel. Es simple: cómprate un buen limpiador y úsalo antes de recostarte.

4. Cambiar rápido de productos: para notar los efectos que produce un producto en la piel debes esperar al menos 30 días. Esto es lo que tardan las nuevas células en alcanzar la superficie de la piel. Si el producto contiene componentes antienvejecimiento tendrás que esperar aún más, pues a la piel le lleva al menos 4 meses regenerar el colágeno y la elastina. Por eso, antes de dejar que la frustración te gane, ten más paciencia.

5. Usar muchos productos a la vez: la razón por la que no debes utilizar muchos productos sobre tu rostro al mismo tiempo es simple: esta zona suele ser muy sensible y si algún producto te causa irritación no podrás identificarlo. Por este motivo, es mejor comenzar de a poco. Durante una semana, usa un producto y a la siguiente incorpora otro. De esta manera, sabrás cuál es el producto o la combinación de productos que te está haciendo daño.

6. No dormir bien: durante el sueño, las hormonas de estrés retornan a sus niveles normales y las células de la piel tienen el tiempo de repararse y rejuvenecerse. Si no descansas bien, estas privando a tus células de que realicen estas actividades. Esto solo tiene consecuencias indeseables: envejecimiento prematuro de la piel, ojeras y una complexión apagada. Para ahorrarte todo esto, regálate un buen descanso y duerme por lo menos 7 horas corridas.

Fuente

— Publicado el 29 mayo, 2014 a las 8:51 am

Pin It on Pinterest

Share This