Depilación con azúcar, una nueva alternativa

Ha empezado a sonar alrededor del mundo de la belleza un tratamiento bastante peculiar para lidiar con un problema eterno de todas las mujeres: la depilación

Que el láser es caro, que la cera duele, que la afeitada no dura. Todos los tratamientos parecieran tener algún inconveniente para nuestra comodidad cotidiana. A raíz de esto empezó a popularizarse un tratamiento llamado sugaring o depilación con azúcar. Si, con azúcar, ¡tal como lo lees!

A pesar de ser una novedad para nosotras, se cree que fue inventada nada menos que por los antiguos egipcios y hoy en día se utiliza cotidianamente en el Medio Oriente. Puede hacerse de forma casera aunque también existen productos profesionales. Ha comenzado a adquirir mucha fama ya que ofrece algunas ventajas por encima de otros tratamientos.

La depilación con azúcar también funciona como exfoliante y es muy sana para la piel, no tiene aditivos químicos y se prepara con ingredientes comunes que están en cualquier hogar. Asimismo, arranca el vello de raíz, puede usarse en vellos cortos e incluso en piernas con problemas de várices.

La receta casera es así: necesitas una taza de azúcar y un limón. Los pones en una olla a fuego lento y vas removiendo la mezcla hasta que tenga la consistencia justa. Sabrás que está en el punto tomando un poco de la pasta formada y poniéndola, con una cuchara, en agua fría; si puedes formar una pelota suave con los dedos ¡está lista!

Debes tener en cuenta que la depilación no se hace en caliente sino cuando la mezcla está tibia. Al llegar a este punto su consistencia debe ser similar a la de un chicle o una goma. Prueba con una parte pequeña primero, debe poder adherirse a tu piel pero solo lo suficiente como para que puedas retirar la mezcla sin hacerte daño. Luego procede a depilar toda el área que deseas como si de una cera se tratara. Un tip: si en algún punto deja de pegarse a la piel vuelve a calentar la mezcla.

Simple, económico y más sano para la piel, definitivamente ¡suena como algo que vale la pena probar!

Fuente: erikatipoweb

— Publicado el 16 junio, 2014 a las 9:38 am

Pin It on Pinterest

Share This