Protector solar para el cabello ¿es necesario?

Autor

Etiqueta , ,

Hemos leído miles de consejos de cómo cuidar el pelo en la playa o la piscina. Pero ¿Sabías que los rayos solares no sólo lo afectan cuando estamos relajadas? Los rayos solares no discriminan si estás de vacaciones o caminando por la calle a la hora del almuerzo.

Cada vez que expones tu pelo al sol sin protección este tiende a deshidratarse, perder brillo y nutrientes. El efecto del sol sobre la hebra se compara al de un proceso químico suave.
Si vives en un país con clima tropical entonces has de saber que el sol actúa casi de la misma manera a lo largo de todo el año. Así que atenta:

  1. Antes de exponerte al sol utiliza al menos un producto especializado que contenga filtro solar: como champú, mascarilla o productos acondicionadores. Un cabello teñido, alisado o con mechas requiere de cuidado extra.
  2. Algunos estilistas recomiendan que si no te da tiempo de comprar un producto con bloqueador solar para el pelo: o simplemente no lo consigues, puedes prepáralo tú misma.
  3. Antes de salir de tu casa mezcla un poco de acondicionador y bloqueador solar (para la piel), aplícatelo y distribúyelo por todo el pelo: Trata de que no sea demasiado cremoso porque sino el pelo se verá demasiado graso.
  4. Si tienes el pelo claro o pintado en tonos rubios la exposición constante al sol: al cloro y a la sal hace que se aclare demasiado. Si eres rubia y te expones mucho al sol podrías terminar como Gwen Stefani, pero con las puntas verdaderamente quemadas.
  5. Si los mejunjes en el pelo no son lo tuyo: ten en cuenta entonces que cuando te expongas al sol, deberás utilizar un sombrero o pañoleta. Y no solamente cuando vayas a la playa o a la piscina, sino en tus actividades diarias; como trabajar en el jardín de tu casa, salir a correr o caminar, pasear con tu perro o llevar los niños al parque. Nunca expongas el pelo mojado (que es cuando está más sensible) a los rayos UV.

Y si ya el daño está hecho, sólo queda recuperar el brillo perdido, aplicando una mascarilla o un acondicionador reconstructor intensivo tan pronto laves tu cabello. Incluso puedes hacer una sencilla y económica mascarilla en casa. Mezcla una clara de huevo, cinco cucharadas de aceite de oliva y una cucharadita de miel; aplica la mezcla al cabello por 30 minutos enjuágalo y déjalo secar.

— Publicado el 21 agosto, 2014 a las 1:33 pm

Pin It on Pinterest

Share This