Tips para unas Piernas Perfectas

La edad y falta de ejercicio ocasionan que nuestras piernas, la cara interna del muslo y las rodillas sean las zonas más afectadas. Por eso tonificar estas zonas con ejercicio es la solución para tenerlas bellas. Un buen entrenamiento como subir y bajar escalera, andar en bicicleta, o caminar durante 30 minutos ayudará a esculpir y favorecer la circulación sanguínea de nuestras piernas.

Consentir esta zona con masajes en la planta de los pies o pisando una pelota de tenis haciendo movimientos circulares son un tip sumamente placentero que te ayudará a conseguir unas piernas de ensueño. Refrescar las piernas con agua fría o aplicar gel de mentol son otro ‘tip’ para consentir y regalar un momento relajante a esta parte de nuestro cuerpo.

Los tacones demasiado altos y los zapatos chatos y bajos son otro factor que debemos de considerar a la hora de cuidarlas. Si la altura de nuestros tacones supera los ocho centímetros y los usamos por varias horas, provocarán pesadez e hinchazón, mientras que si son demasiado bajos, nos causarán dolor de espalda. Por ello usar un alto de entre tres y cinco centímetros es la medida ideal para evitar la pesadez.

Los pantalones ajustados impiden la buena circulación en las piernas y ocasionan la aparición de celulitis y varices; al igual que la exposición a agua muy caliente durante la ducha y al sol durante las vacaciones, que ocasionan flacidez en nuestras piernas. Un consejo para evitar la mala circulación es elevar las piernas durante 20 minutos para que la sangre pueda llegar a todo el largo de nuestras piernas.

Además de unas piernas firmes y sanas, todas queremos que se vean suaves y tersas. La exfoliación con productos específicos es un punto clave para lucir unas piernas espectaculares. Esto favorecerá la irrigación, suavidad y el aspecto parejo y luminoso en la piel.

El uso de una crema o aceite hidratante, en especial después de la ducha y aún con la piel húmeda, es otro consejo para lucir unas bellas piernas. Esto eliminará el aspecto opaco de la piel, ayudará a retener el agua y a mantener estables los niveles de tu pH. Una piel hidratada se siente y se ve suave y brillante. La hidratación hará más resistentes y elásticas tus piernas, lo que evitará la aparición de estrías y flacidez, por ello tomar abundante agua es una manera fácil y económica de mantenerlas lindas.

Unas piernas bronceadas y brillantes ¡jamás pasarán desapercibidas! Los auto-bronceadores corporales darán a la piel de tus piernas un tono súper atractivo y estilizado, además de evitar las expongas a los efectos dañinos de los rayos UV.

— Publicado el 22 noviembre, 2013 a las 2:19 pm

Pin It on Pinterest

Share This